octubre 2019

Post thumbnail

Para la mayoría de las personas, el amor y el sexo van de la mano. En contraste con nuestro enfoque emocional de la lujuria y el sexo, existen instintos biológicos absolutamente naturales en cualquier ser humano similares a nuestro deseo de alimento y agua. Por lo tanto, es importante que los seres humanos sigan sus instintos y satisfagan sus necesidades sexuales para evitar frustraciones o problemas psicológicos.

El sexo es saludable y también un gran esfuerzo físico para nuestros cuerpos. El pulso se eleva alrededor de 50-80 latidos por minuto y nuestra respiración y presión arterial también aumentan. Un fenómeno similar para nuestras funciones corporales aparece cuando hacemos ejercicio físico. Por lo tanto, la cuestión de cómo se correlaciona el sexo y el deporte, así como cuáles son las interdependencias resultantes de la correlación han sido discutidas por científicos durante décadas. Estudios recientes muestran que el sexo y el deporte van de la mano, al mismo nivel que el sexo y el amor.

Según un estudio, el sexo antes del ejercicio no tiene en la mayoría de los casos ninguna influencia negativa en el rendimiento de un atleta. En contraste, la mayoría de los atletas reportan que el sexo les ayuda a obtener una relajación más profunda y un mejor sueño antes de una competencia o partido. Por supuesto, hay preferencias individuales sobre el tipo de deporte en el que disfrutamos viendo competir a los atletas del sexo opuesto. Para algunos puede ser natación o el fútbol, para otros el baloncesto o la natación. En general, esto se puede transferir a un nivel individual. Si estamos contentos con nuestra forma física individual seremos más atractivos para nosotros mismos y para los demás.

Como inciso, remarcar que cuando hablamos de sexo no nos referimos a visitar páginas porno y recrearse en solitario (lo cual también muy saludable para el bienestar personal), sino a practicarlo en compañía, ya que el gasto de calorías y segregación hormonal es sustancialmente superior. 

El deporte y la forma física mejoran una vida sexual saludable, como muestran recientes estudios; las personas en forma y que hacen ejercicio regularmente disfrutan de una mejor vida sexual y más satisfactoria que las personas sedentarias. Aunque los diferentes tipos de actividad física tienen una influencia diferente en nuestra sexualidad, cualquier tipo de ejercicio regular tendrá una influencia positiva en nuestra vida sexual. Por lo tanto, una vida sexual regular y satisfactoria ya no es una garantía en nuestro mundo. Las personas atléticas viven más sanas, tienen más relaciones sexuales y, en consecuencia, mejoran su salud y su estado físico. Esto es algo que todos podemos lograr si estamos dispuestos a vivir una vida más activa.

La actividad física aumenta tu nivel de condición, es saludable y puede afectar positivamente en tu vida sexual. Por supuesto que hay excepciones que no son tan efectivas para esto último. Por ejemplo, los estudios implican que aproximadamente cuatro horas de ciclismo por semana afectarán negativamente la potencia masculina. Pero también para las atletas femeninas puede haber consecuencias como, por ejemplo, debilidad del orgasmo o entumecimiento en el área genital. Por otro lado, siempre que mantenemos una dieta con un balance calórico negativo puede tener un efecto en nuestros niveles hormonales y, por lo tanto, afectar nuestra vida sexual. Aunque las mujeres pueden experimentar problemas con su ciclo menstrual o aversión sexual, para los hombres, especialmente cuando se toman suplementos ilegales, esto puede llevar a una disfunción sexual. Por lo tanto, de nuevo es una cuestión de cuánto es bueno para ti, lo que significa que tenemos que escuchar a nuestro cuerpo, ya que a veces queremos más de lo que deberíamos tener.

El sexo y el deporte, junto con el amor, son la mezcla que necesitamos para tener una vida sexual plena. Lo importante es que no nos excedamos con ciertas actividades o dietas sino que escuchemos las necesidades de nuestro cuerpo. Del mismo modo, cuando queremos hacer crecer los músculos de forma eficaz a veces menos puede ser más. Por lo tanto, puede ayudar unirse a un grupo de fitness o incluso considerar el entrenamiento personal para aprender los límites del cuerpo y construir una base para futuras mejoras. El deporte y el sexo se correlacionan perfectamente y en combinación pueden ayudarnos a vivir una vida más sana y parecer los protagonistas de films porno.